Pausas activas en el trabajo

La salud ocupacional ha sido un tema importante en el campo laboral desde hace algunas décadas, enfatizando el bienestar del trabajador en el lugar donde trabaja, siendo las pausas activas una de las tantas formas en las que se puede brindar dicho bienestar.

Pausa activa

Sin embargo, es bien sabido que no todas las empresas cumplen con las pausas activas y a veces ni siquiera el trabajador lo sabe; en los siguientes párrafos te enterarás sobre las pausas activas y cuál es su función dentro de la salud y cómo podemos llevarla a cabo en nuestro lugar de trabajo.

¿Qué son las pausas activas en el trabajo?

La mayoría de nosotros tenemos por costumbre llegar a nuestro sitio de trabajo y comenzar nuestras tareas y ejecutarlas sin interrupción, ya sea porque dejamos trabajo acumulado o por querer ganar tiempo. Sin darnos cuenta que el cuerpo nos pide ciertos períodos de descanso o de una pausa para retomar nuestras tareas luego.

Entonces cuando hablamos de pausas activas nos referimos a determinados períodos de reposo durante la jornada laboral. Su objetivo de liberar el estrés, disminuir la presión, refrescar el pensamiento a través de una serie de prácticas y combatir efectivamente la fatiga mientras trabajamos.

Se busca a través de la práctica de las pausas activas lograr en el trabajador un desempeño óptimo en sus funciones sin afectar la salud corporal del mismo, incidiendo en el crecimiento de la empresa.

Beneficios de las pausas activas en el trabajo

Las pausas activas en el trabajo permiten una gran mejoría de la salud corporal y mental del trabajador. Es por ello que esbozaré varios beneficios que nos aporta su práctica.

  • Disminución considerable en los niveles de estrés.

Es bien sabido que una jornada laboral extenuante y bajo presión constante produce estrés y está situación no solo perjudica el rendimiento en el trabajo sino también afecta la armonía en el hogar. Al permitirse bloques de descanso entre tareas, aun cuando estos no sean tan largos, reduce los niveles de estrés; ya que el trabajador se toma un tiempo para oxigenar el cerebro y recrearse unos minutos, lo cual posteriormente le generará más concentración y optimizará los resultados.

  • Estimula las relaciones laborales generando mayor interacción e integración.

Las pausas activas liberan momentáneamente al trabajador de la rutina de las actividades y le permiten tener un momento para la interacción social, estimulando las relaciones interpersonales con sus compañeros, lo que a su vez, le distrae. Se generan lazos más fuertes que aperturan espacios de colaboración.

  • Se incrementan los niveles de concentración.

Generalmente cuando no hay espacios de descanso durante la jornada laboral, la mente se embota, afectando el rendimiento del trabajador y en muchos casos la calidad de las tareas disminuye. Las pausas activas en el trabajo permiten que el trabajador se relaje, baje la presión y libere la mente, por lo tanto, se incrementa la concentración y al retomar sus actividades, tiene mejor disposición para el trabajo.

¿Cómo practicar las pausas activas en el trabajo?

Son varias las alternativas que podemos llevar a cabo para practicar las pausas activas en el trabajo, a fin de mejorar nuestro desempeño laboral y evitar afectar nuestra salud negativamente.

Los ejercicios que se mencionan a continuación se pueden realizar en cualquier entorno laboral, ya que son practicas sencillas.  Incluso no requieren de espacios especialmente diseñados ni tampoco de una gran cantidad de tiempo.

ejercicio laboral

  • Ejercicios de estiramiento.

Para ello, puede dedicar un espacio, incluso dentro de la misma oficina. La intención de realizarlos, es precisamente estirar los músculos luego de un período de tiempo en la misma posición, evitando que éstos se atrofien con el tiempo. Puedes practicar: Tríceps braquial, Espalda, Pantorrilla y Flexores de las piernas.

  • Ejercicios de respiración y yoga.

Son ejercicios bastante sencillos y solo se requiere de una pequeña colchoneta y poco espacio.

Respirar adecuadamente puede ayudar a la concentración y oxigenación del cerebro.  La práctica de yoga y meditación disminuyen el estrés y la fatiga mental.

  • Realizar recorridos por los espacios y áreas verdes.

Caminar es un ejercicio importante, práctico y el mas sencillo de realizar. Sobre todo cuando el trabajo que se realiza es sentado continuamente y frente a una computadora.

Salga de la oficina o espacio donde se encuentre y pasee por los pasillos o áreas como la cafetería u otros espacios de recreación si los hubiere.

Conclusión

Las pausas activas en el trabajo no son un sinónimo de ralentizar el rendimiento en la oficina, se trata de espacios de descanso absolutamente necesarios. Incluso en aras de mejorar en el desempeño de las tareas que se deben realizar.

Para sostener una buena salud tanto corporal como mental no es optativo realizar estas pausas. Es un derecho del trabajador y un deber del patrono.

Por lo tanto si no se tiene tal disfrute, entonces el trabajador debe exigirlo cordialmente.

Categorías Blog

Deja un comentario